Diez veces más caliente que el Sol: proyecto de Oxford alcanza récord de producción mediante fusión nuclear

 Diez veces más caliente que el Sol: proyecto de Oxford alcanza récord de producción mediante fusión nuclear

Científicos en el Reino Unido afirmaron este miércoles (09.02.2022) haber producido una cantidad récord de energía mediante fusión nuclear, calificándolo de «etapa importante» hacia la producción industrial de esta forma de energía que sus partidarios defienden como limpia y barata.

Este se ha llevado a cabo en las instalaciones del reactor Joint European Torus (JET) en Oxford (Reino Unido) y en el experimento se ha utilizado la mezcla de combustible de fusión de deuterio y tritio alcanzando el récord de energía de fusión de 59 megajulios, mantenida durante 5 segundos, lo que supone más que duplicar el récord anterior, establecido en 1997, según la autoridad británica de la energía atómica.

El JET utiliza una vasija de reactor hueca con forma de rosquilla llamada tokamak para calentar su combustible de fusión a 150 millones de grados centígrados. Esto forma algo llamado plasma que es unas 10 veces más caliente que el Sol, lo que hace que el reactor, durante los pocos segundos que funciona, sea el lugar más caliente de nuestro sistema solar.

El potencial de la energía de fusión

Según sus responsables, los resultados del experimento, basado en el proceso que alimenta las estrellas, son la demostración más clara en 25 años del potencial de la energía de fusión para proporcionar una energía segura y sostenible con bajas emisiones de dióxido de carbono.

Alternativa a la fisión nuclear utilizada en las centrales actuales, la fusión nuclear pretende replicar lo que ocurre en el corazón del sol y es considerada por sus partidarios como la energía del futuro, sobre todo porque produce pocos residuos –y mucha menos radiactividad que en una central convencional– y ningún gas de efecto invernadero.

«Es la energía necesaria para cubrir las necesidades, durante cinco segundos, de 35.000 hogares», precisó en rueda de prensa Joe Milnes, director de operaciones del JET.

Estos resultados «son la demostración más clara a escala mundial del potencial de la fusión para proporcionar energía sostenible», afirmó por su parte la autoridad británica de energía atómica.

La imagen muestra el pulso de plasma dentro de la instalación experimental de fusión nuclear JET (Joint European Torus).La imagen muestra el pulso de plasma dentro de la instalación experimental de fusión nuclear JET (Joint European Torus).

En cantidades iguales, la fusión nuclear permite producir cuatro millones de veces más energía que el carbón, el petróleo o el gas.

Los resultados anunciados el miércoles demuestran la posibilidad de crear energía de fusión durante cinco segundos, lo que todavía no es suficiente para hacer viable el proceso.

Pero «si se puede mantener la fusión durante cinco segundos, se puede hacer durante cinco minutos, y luego durante cinco horas» con futuras máquinas más potentes, defendió Tony Donne, del consorcio EUROfusion.

La cooperación internacional en materia de fusión es amplia porque, a diferencia de la fisión, no puede utilizarse como arma.

El reactor de fusión Iter

Así, en el sur de Francia se está construyendo otro reactor de fusión, más avanzado que el JET, bautizado Iter, en el que participan China, la Unión Europea, India, Japón, Corea del Sur, Rusia y Estados Unidos.

Su director general, Bernard Bigot, celebró el miércoles los resultados británicos considerando que se acercan «de la escala industrial» de producción.

«El proyecto Iter nació del conflicto, la idea surgió de una cumbre entre (el expresidente estadounidense Ronald) Reagan y (el exlíder soviético Mijáil) Gorbachov cuando nos enfrentábamos con muchas cabezas nucleares» en 1985, recordó el miércoles Tim Luce del proyecto Iter.

«Y lo único que acordaron fue utilizar la fusión como medio de cooperación», agregó.

Sin embargo, Iter ha sido criticado, sobre todo por ecologistas como la oenegé Greenpeace, que lo consideran un «espejismo científico» y «una sangría financiera».

Aunque se han construido decenas de reactores de fusión nuclear desde la década de 1950, siguen consumiendo tres veces más energía de la que permiten crear.

Ian Fells, profesor emérito de la Universidad de Newcastle, calificó los últimos resultados del JET de «etapa importante».

«Ahora corresponde a los ingenieros traducir (estos avances) en electricidad limpia y mitigar las consecuencias del cambio climático», añadió.

Publicación relacionada

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.