El presidente de Perú, Pedro Castillo, propone castración química para violadores

 El presidente de Perú, Pedro Castillo, propone castración química para violadores

El Gobierno peruano prepara un proyecto de ley que propone la castración química para violadores de menores, adolescentes y mujeres, según dijo este lunes el presidente Pedro Castillo.

Durante su exposición, Castillo mencionó el caso de una pequeña de 3 años que ha causado gran indignación en el país. El hombre, acusado de secuestrarla y violarla, recibió nueve meses de prisión preventiva por parte del Poder Judicial.

¿Qué es la castración química y en qué consiste la propuesta del Ejecutivo?

La castración química es el uso de fármacos para reducir la libido o la actividad sexual y es una forma legal de castigo en países como Corea del Sur, Polonia, República Checa y en algunos estados de Estados Unidos, pero que es considerada como una pena «cruel e inhumana» por parte de Amnistía Internacional.

Si bien el presidente no dio detalles del proyecto de ley que prepara el Ejecutivo, sí dijo que la propuesta será formalizada en los próximos días y que espera el respaldo del Congreso de la República donde será remitida.

“No le den la espalda a un clamor popular”, agregó Castillo.

El ministro de Justicia, Félix Chero, sí dio más información sobre la propuesta que formularía el gobierno. Dijo que la castración química será planteada como una medida acompañada de la prevención en educación y salud mental.

Añadió que sería una pena que la castración química no se aplicaría en aquellos casos donde el agresor reciba cadena perpetua.

El abogado penalista Carlos Caro le dijo a CNN que esta propuesta se ha debatido en Perú desde los años 90 y que no ha sido aprobada por dos tipos de problemas. “El primer problema tiene que ver con la cuestión constitucional. Las penas corporales en Perú están prohibidas y la castración química equivaldría a una pena corporal que atentaría contra la dignidad de la persona”.

“El segundo problema, que creo que es el más importante, tiene que ver con la eficacia de la medida, que está en tela de juicio en el ámbito médico, en el sentido de saber si es que efectivamente se puede lograr disminuir la libido sexual o la incidencia de delitos sexuales cuando se aplican este tipo de sustancias”.

Al margen de esos dos puntos, Caro advierte que “el problema es que la violación sexual no tiene como punto de partida la libido sexual sino el pensamiento criminal y, según la ley peruana y la de todos los países, delito sexual no solo es la introducción de una parte del cuerpo en un menor sino también consiste en la introducción de objetos. Entonces quien no tenga la capacidad por impotencia debido a esta sustancia de poder cometer delito sexual, de tener una erección, no significa que no pueda utilizar otros medios”.

¿Cuáles son las penas para violadores en Perú?

Actualmente, el artículo 173 del Código Penal establece la cadena perpetua para quienes sean sentenciados por violación a menores de 14 años. “La condena podría revisarse a partir de los 35 años de cárcel”, explicó Caro.

Reacciones

La congresista de Perú Libre y presidenta de la Comisión de la Mujer del Congreso, Elizabeth Medina, apoyó la propuesta del Poder Ejecutivo y dijo estar a favor de implantar la castración química para los violadores de menores de edad.

Mientras que Héctor Ventura, congresista del opositor partido Fuerza Popular, dijo que la castración química “no sería la solución puesto que van a seguir ocurriendo estos lamentables hechos, para ello hay que prevenir”.

¿Cuáles son los pasos para aprobar la propuesta del gobierno?

El proyecto de ley debe ser aprobado en el Consejo de Ministros para luego ser enviado al Congreso. En el Poder Legislativo debe seguir un trámite ante las comisiones correspondientes para luego ser debatido y votado por el pleno. El proceso podría durar varios meses.

Antecedentes

En 2018 el Congreso peruano discutió la modificación del Código Penal para que los sentenciados por violación de menores de 14 años sean sometidos a castración química, pero, finalmente, la iniciativa no fue incluida en las normas que se aprobaron en aquel entonces referidas a la prevención y sanción de los delitos de violación sexual.

En aquella época el excongresista y excandidato presidencial Yonhy Lescano, quien votó a favor de la propuesta, dijo que ello ayudaría a reducir el índice de crímenes sexuales.

Por el contrario Mauricio Mulder, parlamentario del partido aprista, señalaba que un tema de este tipo debía ser abordado a través de un debate nacional y se preguntaba para qué serviría la castración si la persona estaba condenada a cadena perpetua.

Duberlí Rodriguez quien era el presidente del Poder Judicial en ese entonces dijo: “La actitud agresiva de una persona no nace de los testículos orgánicamente hablando; nace de lo que está en su cabeza, en su pensamiento, por lo tanto no resultaría para mí la fórmula más adecuada para combatir estas agresiones sexuales”.

El abogado Caro señala que en el pasado todas las iniciativas de este tipo han sido archivadas.

“El tema de que se requeriría consentimiento del condenado porque una sustancia, igual que la vacuna es una limitación. Para mí esto es populismo penal y legislativo. Tenemos un gobierno que está bastante cuestionado, muy debilitado y yo creo que poner esto en la discusión pública es simplemente una maniobra de distracción”.

Publicación relacionada

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.